top of page

Aguas Antofagasta está un paso más cerca de iniciar ampliación de su planta desaladora.

La Región de Antofagasta es una de las más desérticas

del mundo y el gran desafío de la empresa sanitaria regional es entregar agua a cada

uno de los hogares de la zona, a pesar de las restricciones que impone la escasa

disponibilidad de agua cordillerana. Esa es la razón por la que Aguas Antofagasta

tomó la tecnología de desalación hace casi dos décadas, como una alternativa de

abastecimiento, convirtiéndose en líder en su uso en Latinoamérica.

En ese contexto, la empresa logró avanzar un paso más en el inicio de la ampliación

de su Planta Desaladora Norte, ubicada en el sector La Chimba de la capital regional,

tras recibir oficialmente la concesión marítima por parte de la Directemar de

Antofagasta. Este paso se suma a la aprobación en diciembre pasado de la

Declaración de Impacto Ambiental, otorgada por la Comisión Regional de Medio

Ambiente, por lo que el último trámite administrativo que se deberá cumplir, antes

de iniciar obras, es la obtención del permiso de edificación por parte de la Dirección

de Obras Municipales del Municipio de Antofagasta.

El inicio de obras de ampliación de la desaladora de Antofagasta permitirá pasar del

actual 80% de abastecimiento vía desalación en la capital regional, al 100% de

cobertura con esta tecnología, convirtiéndose en la primera ciudad en Latinoamérica

con más de 200 mil habitantes en cubrir completamente su demanda con agua

potable desalada.

“Esta entrega es muy importante para Aguas Antofagasta, pero mucho más para la

comunidad, ya que permitirá el desarrollo de la región, en donde mucho tiempo el

concepto de escasez está desterrado, precisamente por tener fuentes de

abastecimiento alternativas como la desalación que nos permite abastecer hoy al

100% de la población de Tocopilla y Mejillones, esperando que pronto se sume a este

listado Antofagasta”, comentó Cristian Jimenez, Gerente de Operaciones de Aguas

Antofagasta Grupo EPM.

En tanto, el Capitán de Puerto de Antofagasta, Rodrigo Cabrera fue enfático y claro

respecto a esta entrega, “es un hito transcendental firmar el acto administrativo de

la concesión marítima a Aguas Antofagasta y su importancia para la comunidad. La

región, población y todos los seres vivos necesitan el agua potable, es por esto que

toma más relevancia esta firma de documentos”.

En la actualidad el 80% de las personas de Antofagasta tiene agua de mar desalada en

sus hogares, esto es gracias a que la sanitaria concluyó en el año 2016 la ampliación

de la Planta Desaladora Norte, produciendo 200 litros por segundo (L/s) adicionales a

los 650 L/s existentes.


Hoy la misión es completar el 100% de cobertura con desalación, para pasar por

encima de la crisis hídrica. Para ello la inversión destinada a esta nueva ampliación

de la desaladora norte alcanza los 120 millones de dólares y abastecerá a toda la

ciudad con agua proveniente del océano. Además, este proyecto dará empleo local

durante los 20 meses aproximados de construcción. Aportando al dinamismo

económico regional, con una mirada sostenible, para garantizar un suministro

continuo y de calidad a la población.





0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page