top of page

SEGÚN ESTUDIO: CONSUMIR CARNE ROJA 2 VECES A LA SEMANA AUMENTA EL RIESGO DE DESARROLLAR DIABETES

Un nuevo estudio de gran tamaño realizado por investigadores de Harvard sugiere que consumir sólo dos porciones de carne roja por semana aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro, y el riesgo aumenta aún más con un mayor consumo, según el estudio publicado el jueves en el American Journal of Clinical Nutrition.


Aunque ya es bien sabido que comer grandes cantidades de carne roja es perjudicial, la nueva investigación publicada en The American Journal of Clinical Nutrition (AJCN), demuestra una asociación más estrecha entre el consumo de carne roja procesada o no procesada y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 de lo que se había reconocido anteriormente.


"Encontramos un aumento modesto pero estadísticamente significativo del riesgo incluso con dos raciones de carne roja a la semana, y el riesgo siguió aumentando con ingestas más elevadas", afirma Xiao Gu, autor principal del estudio e investigador postdoctoral del departamento de nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard (Estados Unidos)


El estudio también demuestra que sustituir la carne roja por fuentes saludables de proteínas vegetales puede reducir las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.


La carne roja está "generalmente cruda cuando está roja y suele proceder de un animal con cuatro patas", dice Kearson Petruzzi, dietista diplomada del Centro de Nutrición Humana de la Clínica Cleveland. Su versión procesada es la carne que se ha modificado para alargar su vida útil o mejorar su sabor, como cuando se cura, fermenta o ahúma. Este estudio, por tanto, no se aplica a las carnes blancas como el pollo, el pavo y el pescado.


Alrededor de 462 millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por la diabetes tipo 2, una tasa que ha ido aumentando rápidamente, dijeron los autores.


Para comprender la relación entre la diabetes y la carne roja, los investigadores analizaron los datos de 216 695 participantes de ambos sexos, cada uno de los cuales proporcionó detalles sobre sus hábitos dietéticos durante más de 30 años. Alrededor de 22 000 de los participantes acabaron desarrollando diabetes de tipo 2 a lo largo del estudio, lo que ayudó a los investigadores a medir el papel desempeñado por la carne roja.


El equipo descubrió que los participantes que comían la mayor cantidad de carne roja tenían un 62% más de probabilidades de desarrollar diabetes de tipo 2 que los que comían menos.

Es más, cada porción diaria adicional de carne roja procesada se asociaba a un aumento del 46% del riesgo de desarrollar la enfermedad, mientras que las porciones diarias de carne roja no procesada se asociaban a un riesgo un 24% mayor.


Estos hallazgos se producen en un momento en que los científicos tratan de comprender qué factores pueden estar contribuyendo al rápido aumento de las tasas de diabetes de tipo 2 en todo el mundo. En la actualidad, más de 529 millones de personas padecen esta enfermedad prevenible, y se prevé que esta cifra se duplique con creces hasta alcanzar los 1300 millones en 2050.


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page